Historia de una foto


Varias veces soy un manojo de nervios*. Cuando hago cualquier tipo de trabajo me preocupo de todo: la ropa, cómo llegar al lugar, que nada me falte, no ir atrasada, que la micro, que el taco, etcéteras extras no considerados, el semáforo en rojo... todo. Si no fuera por esto, creo que no sería yo. Es cierto, debo ir más seguido a mi lado zen, pero en ciertas oportunidades no se puede (o quizás yo no puedo?). Lo bueno (lado positivo!! lado: viendo el vaso medio lleno ---wiiii), es que tengo una cara tan seria que me demuestro zen (ommmmmmmmmmmmmm). Y luego, está esta foto. Esta foto que en medio de mi caos: ctm no traje pilas para mi flash!!!! Me quise tirar al mar (porque estaba en un barco; nop, no en el crucero, sino que en la Esmeralda). Creo que todos los que pasaban a la cocina me veían pintada y vestida para la acción, pero SIN acción (por mi maldita cabeza de pollo que se confió en las pilas que ya tenía). Esperando a que llegara mi solución (está claro que tengo duendes que hacen pegas que me corresponden a mi... vida de ricos y famosos, emmm no). Me puse a mirar por el lugar con mi cara de seria, perdón, con mi cara ZEN, hasta que vi a estos dos músicos esperando a entrar en acción (sí, ese día yo era del equipo de la "acción"). 

Gracias músicos, salieron bien lindos de espalda. ;)

* admitir estas cosas es lo que nos hace humanos, no?

El finde







En un abrir y cerrar de ojos, el findesemana se fue. Vi muchas cosas, atardecer incluido.

The weekend
The weekend went by in one little blink. I saw a lot of things, sunset included.

5 meses en el barco

No les voy a mentir, vivir en un barco es difícil. No es algo para cualquiera, aunque digan lo contrario. Es un estilo de vida demandante emocionalmente, a lo que hay que agregarle el desgaste físico de la pega en sí (cualquier pega dentro de un barco, son todas pesadas en su propio estilo). Pasan tantas cosas, los cambios son rápidos, hasta a rutina te desgasta de manera mental. Yo quise renunciar 2 veces, la primera después de 2 meses y la segunda después de 3 meses; me pasó la cuenta la negatividad que aveces existe en el ambiente y el estrés emocional de acostumbrarse a vivir y trabajar en el mismo lugar (ver siempre a la misma gente y estar básicamente encerrada con poco tiempo libre). Dicho esto, no crean que es una mala decisión, por lo contrario, para quien crea que se la puede, les digo que es una gran aventura, especialmente si no conocen los puertos donde el barco para. El tiempo libre existe, sólo que es limitado, por eso se debe aprovechar al máximo: caminar, comer, tomar fotos, hacer todo lo que quieras. Otro plus es que conoces a gente de todas partes con los cuales puedes hasta terminar siendo grandes amigos a los que luego puedes ir a visitar (quién sabe...). 

Tenerife, España. 2014.
-- Escrito en St. Kitts, donde tienen monitos con pañales para que los turistas se tomen fotos, estoy que lloro cada vez que los veo. Pobre monitos :'(  

English >>